Bea Redondo Tejedor de la empresa Mailjet, ha enviado un completo artículo sobre el impacto del color en el email marketing. Los dejo con el artículo:

Todos nos hemos encontrado alguna vez con un email con diseño estrambótico, con fondos chillones y un uso de colores más propio de un vestido de Ágata Ruiz de la Prada que de una campaña de correo electrónico. A veces es difícil explicar con motivos concretos por qué un correo electrónico de fondo negro nos resulta poco llamativo y un tanto desfasado, o por qué las plantillas de newsletter ya preparadas usan determinadas combinaciones o se decantan por unos colores sobre otros.

Vamos a echarle un vistazo a la psicología que se esconde detrás de los distintos colores de un email, así como el efecto tienen en el receptor y en la entregabilidad.

Propiedades psicológicas de los colores

Todos sabemos lo que pueden influir los colores en nuestro estado de ánimo, y los expertos en marketing han utilizado esta ventaja tanto en identidad de marca como en publicidad desde el principio de los tiempos del sector. Solo hay que fijarse en cómo describimos nuestras emociones con los colores: tenemos días negros, vemos la vida de color de rosa, nos ponemos verdes de envidia…

Efecto psicológico de los colores

Crédito de imagen: Johnny Matos

Leslie Harrington, directora ejecutiva de la Color Association of the United States, explicaba en un artículo de Huffington Post: “Muchas de nuestras reacciones a los colores se producen a muchos niveles. Están el nivel cultural o social, así como las relaciones personales con ciertos colores en particular. También reaccionamos de forma innata al color. Por ejemplo, cuando vemos algo rojo, nuestro ritmo cardíaco aumenta. Este color es estimulante: tenemos que remontarnos a la época de las cavernas, con el fuego, el peligro y el sentimiento de alarma”.

Vamos a repasar que emociones evocan los diferentes colores:

El rojo y la energía

Potencia nuestros niveles de energía y aumenta la adrenalina. Se le considera un color muy enérgico, ideal para su aplicación en habitaciones y zonas donde buscamos ser más productivos, como en las oficinas domésticas. También asociamos este color con la pasión y el romanticismo.

El naranja y la diversión

Representa la calidez y la felicidad, y nos inyecta optimismo y confianza. El naranja se asocia con los días soleados y la luminosidad. Debe su buena reputación a que consigue que veamos la vida con una perspectiva positiva y a su capacidad estimulante, que nos aporta buena salud.

El amarillo y el optimismo

El amarillo es conocido por ser estimulante, alegre y reanimador. También es el color que más luz aporta. Por eso, si se utiliza en un contexto más físico que psicológico, puede cansar el ojo y producir irritación y frustración.

El azul y la confianza

Se considera que este color representa la honradez, la lealtad y la confianza. A pesar de que es el color preferido de los hombres, el azul es conocido por ser un color con efectos calmantes. Por esa razón, puede que los médicos y enfermeras vistan de azul y verde, sobre todo si tenemos en cuenta que estos colores son los opuestos al rojo en la rueda de color.

El verde y el crecimiento

Gracias a su asociación clara con la naturaleza, el verde representa el crecimiento y la tranquilidad. Además, como este color se encuentra justo en mitad del espectro cromático, se cree que aporta equilibrio. El verde suele reafirmar. No obstante, si tenemos en cuenta nuestra concepción moderna del dinero, también podemos asociarlo con él.

Blanco neutral

El blanco es conocido por su cercanía a la esterilidad y la limpieza. Como este color se ha utilizado artísticamente para darles un aire blanco y de pureza a las figuras religiosas, esta tonalidad también ha llegado a representar la santidad y la bondad. Al no estimular apenas los sentidos, su uso excesivo puede acabar resultando frío y aburrido.

El negro y el misterio

Además de sus connotaciones negativas siempre asociadas a lo diabólico (lo contrario del blanco), a la muerte y a la oscuridad, el negro también puede verse como algo misterioso y oculto del mundo. Es uno de los motivos por los que muchos nos tiramos toda la adolescencia vistiendo de negro. En la psicología cromática, el negro representa el poder y control. Judy Scott-Kemmis afirma que “Las personas a las que les gusta el negro pueden ser convencionales, conservadoras y serias, pero también se pueden considerar sofisticadas o muy decentes”. Si tenemos en cuenta todos estos aspectos, el negro puede ser una tonalidad muy poderosa si se usa en su justa medida y con la audiencia adecuada.

Aplica colores a los emails

No te olvides del producto que ofreces

 A la hora de pensar en ciertos colores para las campañas de email, lo primero que tenemos que tener en cuenta es cómo los vamos a asociar con nuestra marca, ya que el objetivo principal es conservar su integridad. Después, ya podemos ponernos a pensar en la forma de enviar el mensaje y los estados de ánimo que los colores van a transmitir a la audiencia.

Un estudio titulado “Impacto del color en el marketingreveló que el 90 % de las decisiones que se toman sobre ciertos productos van únicamente en función de sus colores.

El género importa

 Otro aspecto para elegir el color correcto para tus campañas de email es el género. Los hombres y las mujeres demuestran preferencias en la selección de los colores, tal y como ha revelado KISSmetrics.

Mientras que, en el estudio, los hombres y las mujeres mostraron la misma preferencia general en lo que se refiere a colores claros y oscuros, las mujeres gravitaban más hacia colores suaves, mientras que los hombres se sentían más atraídos por los tonos más brillantes.

Preferencia de colores por género

Fuente:KISSmetrics

 

Una vez que hayas estudiado a tu audiencia, seguro que quieres centrarte en la conversión. ¿Qué colores invitarán más a que tus clientes potenciales reaccionen? Recomendamos hacer pruebas A/B (o A/X), puesto que cada campaña funciona con un enfoque distinto.

Hubspot experimentó con los colores de sus botones de llamada a la acción y descubrió que los botones rojos generaban una mayor tasa de clics. ¿Quiere decir esto que siempre debemos usar una llamada a la acción roja? No necesariamente. Este test es un clásico, probablemente la primera prueba que se haga en la mayoría de las páginas web, y lo cierto es que no parece que se vaya a llegar nunca a un acuerdo, por muchos experimentos que hagamos.

Uso de colores en botones de acción

Es importante que seamos conscientes de que, incluso si ponemos toda nuestra voluntad y esfuerzo en estudiar el tema y leer diferentes estudios, es imprescindible que probemos nuestras campañas, siempre. Cada cliente es distinto y su respuesta a cada color puede variar por muchos motivos: su estado de ánimo, la ubicación, el dispositivo que usan, la combinación de colores que elijan y muchos otros.

Cómo influyen los distintos colores en la entregabilidad de los emails

Existe una creencia de que los ISP tienen aversión a ciertas frases, especialmente si se encuentran en las líneas de asunto. Vamos, que si usas esas palabras, es muy probable que tu email acabe en la carpeta de SPAM.

Por desgracia, los ISP no son muy específicos con lo que podría activar estos filtros de spam. Lo cierto es que los filtros actuales de los ISP están evolucionando hacia unos sistemas más precisos que priorizan la interacción de los destinatarios de emails, y aprenden de los comportamientos de los receptores en la bandeja de entrada. Ya no se trata tanto de unos algoritmos que detecten y bloqueen determinadas palabras (o, en este caso, determinados colores), sino que se nutren de información relativa a la interacción en las bandejas de entrada.

¿Qué quiere decir esto? Pues que existen ciertos elementos (palabras, colores, diseño…) que disparan las alarmas, no porque sean censurados en sí mismas, sino porque cuando estos emails llegan a la bandeja de entrada, sus denuncias de SPAM y sus métricas en general son bastante malas. De esto aprenden los ISP.

Por eso, del mismo modo que tratas de evitar aquellas frases que pueden enviar tu email a SPAM, también deberás tener en cuenta la proporción de texto con respecto a la imagen (por regla general, utiliza un 40% de imágenes y un 60% de texto), el formato y el color. Todos estos elementos juegan también un papel importante en la decisión de los ISP.

Gracias al mismo trabajo que hemos realizado para determinar cuáles son las palabras susceptibles de activar estos filtros y la proporción entre texto e imagen, hemos llegado a comprender que el rojo, utilizado en gran cantidad en los textos, es uno de los principales elementos es uno de los principales elementos que disparan las alarmas de los ISP.

El color rojo se considera un “color fuerte”, por lo que su uso excesivo o de fondo significa, por lo general, que estamos intentando llamar la atención de los usuarios por todos los medios. Lo mismo ocurre con el color verde brillante, que además de ser muy difícil de leer, tiende a gustar poco a los ISP. Se aplica el mismo principio para las MAYÚSCULAS, los textos largos y los símbolos como la exclamación o el del dólar.

Conclusiones

¿Qué hemos aprendido? La próxima vez que diseñes tus campañas de email, ten en cuenta lo siguiente:

  • La combinación de colores del texto, las imágenes y el fondo, ¿complementan mi marca?
  • ¿He utilizado demasiados colores “chillones”?
  • ¿He tenido en cuenta qué colores de la llamada a la acción aumentan la conversión?
  • ¿Qué estado de ánimo quiero generar con este mensaje y los colores que he elegido?
  • Y sobre todo, no te canses de hacer pruebas A/B que te ayuden a encontrar la combinación que mejor funciona para tu negocio.

Autor:

Bea Redondo Tejedor de la empresa de email marketing Mailjet

 

Rating: 4.3. From 3 votes.
Please wait...

2 Respuestas

  1. Marco

    Excelente artículo y con mucha información relevante a tener en cuenta…

    Rating: 5.0. From 1 vote.
    Please wait...
    Responder
    • Juan Carlos Mejía Llano

      Hola Marco,

      Me alegra que te haya gustado.

      Un saludo,

      Juan Carlos

      No votes yet.
      Please wait...
      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.