Adrián Mas, autor del blog MarketingYStartup.com, ha enviado un interesante artículo donde explica 5 consejos para conseguir una identidad corporativa fuerte en un negocio Online. Los dejo con el artículo:

Una de las principales cosas que he aprendido en este tiempo metido en el mundo del emprendimiento es que la primera impresión es la que cuenta. Y quiero hablarte sobre ello.

En la comunicación y en los negocios es básico utilizar el sentido común y emplear aquello que vives en tu día a día. Me explico: a todos nos gusta un restaurante bien decorado, una página web bonita o un coche limpio.

¿Por qué? Porque la primera imagen es la que cuenta. ¿Te sentarás antes a comer en un restaurante con una fachada atractiva o en uno que tenga un cartel roto con una letra colgando?

Luego la comida de uno podrá ser mejor que la del otro, pero como la primera impresión es la que cuenta, ya estarás sentado en el primero.

De la misma manera, en el mundo online, si entras en una página web y está mal encuadrada, las fotos pixeladas y los textos desordenados, acudirás corriendo con tu ratón a darle a X para salir de la página si eres de Windows o al círculo rojo si eres de Mac.

Al igual que en el ejemplo del restaurante, por mucho que la información sea una maravilla en esa web, no te quedarás en ella. Y probablemente, en otra web bonita y bien estructurada pasarás más tiempo. Y si el contenido te gusta, posiblemente regreses.

Si un taxista te viene con un coche impoluto, te subirás tranquilamente, mientras que si llega a tu llamada un taxi con una ventana rota y tapada con un cartón y celofán y un par de abolladuras, te pensarás muy mucho si montarte en él.

El conductor del segundo taxi podrá ser Fernando Alonso pero como primera impresión no te dará una confianza plena.

Así pues, si la primera impresión cuenta a diario en tu vida, ¿cómo no va a contar en tu negocio?

¿Lo primero que la gente ve de tu negocio qué es? Puedes hacer un ejercicio con papel y boli. Dibuja un triángulo y como si fuera la pirámide alimenticia divídelo en secciones horizontales.

En el triangulito que te queda en la punta pon aquello que ve el público primero de tu negocio. Por ejemplo si tienes una startup y vendes un producto o servicio, piensa en una reunión con un potencial cliente. Marca de arriba a abajo el orden en primeras impresiones, que es lo primero que va a ver. Apunta cuatro o cinco cosas. Deben estar impolutas, acordes a tu filosofía de marca.

  • Yo: Será lo primero que vea el cliente. Cuenta todo: ropa, peinado, reloj, complementos, móvil, gadgets tecnológicos. Lo importante es que vayas acorde a la filosofía de tu marca. No puedes vender que eres una marca de relojes para altos ejecutivos y acudir con ropa surfera. Y viceversa, si tienes un negocio de compra-venta de cómics y te reúnes con un potencial comprador será extraño que vayas en traje y corbata. Mi consejo: utiliza el sentido común y cuida los detalles.
  • Espacio de reunión: Lo segundo que verá el cliente será la sala de reunión o despacho donde vaya a ser el encuentro. Si no tienes despacho propio y decides hacerlo en una cafetería o hall de un hotel, pues lo mismo. Si vendes gafas de sol no tengas un despacho que parece una notaría y si vendes seguros no lleves a tu cliente a un chiringuito de playa.
  • Dossier de producto o documentación: Después de las presentaciones y la charla inicial viene la documentación. No lleves unos papeles medio arrugados y mal maquetados. Pon el logo de tu empresa, tus credenciales, maqueta bien, dale personalidad al documento. Recuerda que todo en ti y tu negocio comunica.
  • Tarjeta de visita: En algún momento del meeting le deberías dar tu tarjeta de visita para que tenga tu contacto en soporte físico. ¡Cúrrate la tarjeta! Existen diseños originales que te coronarán. Igual no te vuelven a llamar porque no les interesas pero, sin duda, se llevarán una buena impresión de ti y quien sabe si en el futuro podrás volver a coincidir con esta persona. Te dejo un enlace a mi tablero de Pinterest con tarjetas de visita impactantes.

Haz exactamente lo mismo para tu parte online del negocio: web, redes sociales, logotipos, colores, diseño, tipografía, fotografías, contenido…

 

Orden de prioridades en la primera impresion

Está claro que sin formación en diseño gráfico es complicado llevar a cabo todo este tipo de tareas, pero te aseguro que puedes atar la imagen de marca de tu startup con detalles muy sencillos.

Allá van los 5 consejos básicos para conseguir una identidad corporativa fuerte:

  • Contrata un diseñador gráfico: Son profesionales de esto, se dedican a ello. Lo interesante es que hagas una búsqueda ajustada a tus necesidades, es decir, hay diseñadores especializados en unos sectores o en otros. Investiga en redes sociales de diseñadores como Behance o Dribbble y contacta el que más se ajuste a lo que quieres conseguir: logotipo, montajes para redes sociales, diseño web, diseño corporativo… Contacta con él, cuéntale tu proyecto, pídele algunos bocetos y voilà, tu imagen estará lista para atraer clientes. Está claro que al inicio de cualquier proyecto empresarial el capital brilla por su ausencia o es escaso, con lo que si no tienes medios para contratar los servicios de un diseñador freelance o contratar uno para tu equipo, échale morro y pregunta, pide consejo, cuenta tu caso. Quizá te puedan dar algunas pautas de manera desinteresada o incluso, en algunos casos, a cambio del producto o servicio que tú ofreces.
  • Lo bueno si simple, dos veces bueno: Es más agradable navegar por una web sin muchos impactos (fotos, vídeos, texto, grafismos…), minimalista, con diseños de dos colores (uno corporativo y el negro para los textos) y con un fondo claro, colores con baja saturación y tonalidades pastel que son más amigables para la vista en una pantalla de ordenador o de smartphone. Esto lo podemos aplicar también a nuestras redes sociales. Si tenemos un perfil de Instagram con fotografías sin interés visual, de mala calidad y sin cohesión corporativa, el visitante durará poco y, probablemente, no volverá. Te dejo algunos ejemplos para inspirarte como FedEx, Levi’s o BMW.
  • Fotografías de buena calidad: Si puedes permitírtelo y lo necesitas, puedes comprar un banco de imágenes. Pero si no quieres o no puedes invertir dinero en este campo, existen múltiples plataformas con imágenes de calidad muy alta cuyos derechos de autor son libres. Además, en los buscadores de Google o Flickr puedes filtrar la búsqueda por ‘Imágenes libres de derechos’. En cualquier caso, si utilizas imágenes con derechos o sin ellos, cita siempre el fotógrafo que la hizo, lo contrario es muy deshonesto, prácticamente un robo, ya que te aprovechas del trabajo de los demás. Te dejo un post súper útil de Miguel Ángel Florido sobre 25 bancos de imágenes gratis en alta resolución.
  • Sentido común: No intentes aparentar aquello que no eres ya que puedes confundir al público. Si llegas a un gimnasio y hay dos mujeres, una mujer vestida con falda y americana y otra con ropa deportiva, ¿quién crees que será la monitora? Ningún monitor de gimnasio iría vestido de traje mientras trabaja. Pues tu web y redes sociales igual, no aparentes algo que no eres ya que eso confundirá a tu público objetivo. Si tienes una marca de complementos de marroquinería de lujo para público elitista, no utilizarás la misma línea visual que una marca de complementos de acero inoxidable para niños. Uno requiere un diseño sobrio y que transmita seriedad. Otro un diseño colorido y divertido.
  • Básate en otras marcas: Todos tenemos proyectos referentes a nivel de diseño o marcas que nos encantan como lucen. Investiga, copia, mejora, implementa o reinventa elementos gráficos de otras compañías. No te estoy incitando a plagiar nada, ni mucho menos, simplemente en buscar la inspiración en aquello que nos atraer y que nos gusta. Si algo funciona, ¿por qué no cogerlo e intentar mejorarlo? Si nuestra competencia (directa o indirecta) tiene una web o unas redes sociales efectivas y atractivas, es muy lícito basarse en ellas. También debemos buscar fuera del ámbito competitivo, buscar en webs de temas que nos gusten y que visitemos a menudo, en las más populares de la red… Una red social muy buena para buscar la inspiración es Pinterest. Escribe en su buscador aquello que puedas necesitar y navega por los tablones.

Seguro que tienes algún consejo que añadir a esta lista, no dudes en compartirlo en los comentarios. Me vendrá muy bien a mí para aprender y podrás ayudar a muchos otros lectores. Y si te ha gustado el artículo, comparte en redes.

Imagen de encabezado tomada de Shutterstock.com

Autor:
Adrian MasAdrián Mas
, autor del blog marketingystartup.com.

Facebook: https://www.facebook.com/marketingystartup/

Twitter: https://twitter.com/marketingystart

Rating: 5.0. From 4 votes.
Please wait...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.