Pepe Reig, encargado de comunicación y marketing en NoviCap, me ha enviado un interesante artículo sobre las Fintech. En este artículo se muestrá qué son las Fintech y un completo comparativo entre las Fintech y las entidades financieras tradicionales, los dejo con el artículo:

Qué son las empresas Fintech

El término Fintech viene de la contracción de las palabras inglesas FINance y TECHnology. Las empresas Fintech utilizan las tecnologías de la información (TICs) para crear y ofrecer Servicios Financieros a menor costo y de manera eficiente.

Las empresas Fintech intermedian en el mundo de las finanzas en aspectos como: las transferencias de dinero, los préstamos, las compras y ventas de títulos o el asesoramiento financiero y de inversiones, entre otros.

Las empresas Fintech están teniendo un gran crecimiento debido a la gran crisis producida producida por la caída del gran banco de inversiones Lehman Brothers, la cual produjo gran descontento y desconfianza con el funcionamiento de la banca tradicional. Esto originó que aparecieran gran cantidad de empresas con nuevas alternativas de inversión y financiación que ocuparon parte de ese espacio dejado por la desconfianza en la banca tradicional que dejo de financiar a particulares y empresas pequeñas para ocuparse de sus grandes problemas.

Comparativo entre las empresas Fintech y la banca tradicional

La relación entre las entidades bancarias y las Fintech presenta desafíos que en ocasiones son difíciles de solventar. Cada parte busca maneras de tomar ventaja en el sector para inclinar la balanza a su favor. Hay claramente puntos a favor de tanto los bancos como las startups a la hora de conseguir leads y aumentar sus ingresos, pero los bancos e instituciones financieras tradicionales tendrán que actualizarse o morir. ¿Qué está pasando, de momento?

Las empresas Fintech son innovadoras y creativas

Cuando hablamos de las principales características de las empresas Fintech, lo que se espera es que estas sean innovadoras y creativas. Esto lo logran al combinar los mejores aspectos de la mentalidad emprendedora de las startups tecnológicas y la inteligencia financiera, una mezcla que bien realizada puede llegar a ser muy actractivo. Las FinTech se aprovechan de todos los pequeños nichos que los bancos no han sabido explotar, ofreciendo transparencia, eficacia, agilidad y sencillez.

Por su parte, las entidades bancarias no es que no sean innovadoras; su problema más grande es que en realidad no tienen flexibilidad cuando se trata de hacer frente a esa innovación, marcan pautas frías y explican de forma lineal. En pocas palabras, son tantas sus estructuras que al final terminan por no ir a ningún lado.

Pero, ¿qué están haciendo en este aspecto? En cuanto a la innovación, los bancos han apostado por innovar de manera sutil, con aplicaciones y páginas web que mejoran muchísimo la experiencia del usuario, pero no cambian su producto.

Las empresas Fintech generan confianza

Desde la revolución tecnológica y el gran crack del 2008, las entidades bancarias han tenido que apostar por crear marcas fuertes de confianza. Las labores de marketing de los bancos tradicionales se ha centrado en dos puntos fundamentales: la batalla de precios y la generación de confianza.

Esto les ha servido para mejorar y fortalecer la relación con sus clientes, particularmente en el segmento digital. Los bancos han entendido de inmediato que con un esfuerzo mayor en marketing digital y aumentando su presencia en redes sociales, pueden identificar a los clientes que están prefiriendo a las empresas Fintech.

Este es el factor más difícil al que se tienen que enfrentar las nuevas empresas de FinTech. Es por eso que juegan con precios más competitivos, flexibilidad y sobre todo venden la idea de transparencia. Un valor que los bancos perdieron con el comienzo de la crisis financiera de 2008. Las FinTech están apostando por inbound marketing, centrado en la creación de contenidos y el establecimiento de relaciones estables con sus stakeholders.

No todas las empresas Fintech son reguladas

Al igual que los lobbies del gremio taxista haciendo presión contra Uber, la banca tradicional también busca hacer presión en regulaciones y leyes que solamente les beneficien a ellos. Si bien es cierto que las empresas Fintech reguladas contribuyen a generar confianza entre los clientes, es un hecho que los bancos son los que más aprovechan la falta de regulación en este tipo de empresas. No solo tienen grupos de presión más influyentes, más grandes y con mejores conexiones; esta regulación puede incluso contribuir a que no se presente una interrupción súbita en el segmento.

Las empresas FinTech pueden ser más atractivas para trabajar

Con el auge de estas empresas financieras más dinámicas, amigables y atractivas que la banca, esta tendrá que adaptarse a las expectativas y peticiones de la generación millenial. Si no cambian las altas jerarquías, el excesivo entorno corporativo y se centren en actividades pro-bono que supongan una mejora para la sociedad, el talento que tienen o podrían llegar a tener, lo perderán frente a empresas más atractivas. Pese a esto, el mundo de las StartUp busca posiciones muy específicas, y ofrece menos programas de training y esfuerzos de RRHH que las instituciones financieras establecidas en la sociedad.

Las empresas FinTech tienen un excelente trato al cliente

Este es un segmento en el que las empresas FinTech están viendo con ojos distintos a los bancos. Como ya hemos establecido antes, la confianza es un papel que juegan bien los bancos, o más que confianza, diría tradición.

Mientras los bancos buscan relaciones serias que duren en el tiempo, y sus labores de branding y publicidad se centran en medios tradicionales como la TV y los periódicos, las FinTech buscan una aproximación más cercana, de tú a tú y por eso intentan hacer más labores de inbound marketing, social media y de conocer muy bien a sus stakehholders.

Conclusión

En resumen, los bancos tienen la ventaja de que son instituciones con nombre, con años de branding y con un trato agradable y atractivo para la generación Baby Boomer (nacidos entre 1946 y 1964). Pero la Generación X y Y busca novedad y un trato distinto. Buscan pasar todas sus actividades bancarias al teléfono móvil y no tener que pisar el espacio físico.

Los las instituciones bancarias tradicionales deberán acercarse a ese público y gran parte de lo que van a tener que hacer es optimizar sus plataformas (web – apps – UX) y encontrar una conexión con generaciones más jóvenes e inquietas.

Imagen de encabezado tomada de Shutterstock.com

Autor:

pepe-reigPepe Reig

Encargado de comunicación y marketing en NoviCap

Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

4 Respuestas

  1. Manuel S

    Da gusto leer un articulo bien escrito. Enhorabuena Pepe Reig

    No votes yet.
    Please wait...
    Responder
    • Juan Carlos Mejía Llano

      Hola Manuel,

      Gracias por tu comentario.

      Un saludo,

      Juan Carlos Mejía Llano

      No votes yet.
      Please wait...
      Responder
  2. Arnol

    Hola, Juan Carlos, muy interesantes los contenidos de tu sitio web y nos sirve mucho a todos los que trabajamos en el tema digital. Una sugerencia adicional, ¿podrías cambiar el color del texto de gris a negro? El gris se pierde y no contrasta con el blanco y hace menos agradable la lectura. Saludos desde Perú.

    No votes yet.
    Please wait...
    Responder
    • Juan Carlos Mejía Llano

      Hola Arnol,

      Muchas gracias por tu sugerencia.

      Lo tendré en cuenta para cuando renueve el diseño del sitio web.

      Un saludo,

      Juan Carlos

      No votes yet.
      Please wait...
      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.