Alberto Mera, creador del blog Ventureros.com, ha enviado un interesante artículo que nos da ideas para encontrar un tema para un blog. Los dejo con el artículo:

Un amigo mío ha empezado un blog. Con él sólo busca poner en orden sus pensamientos acerca de varias ideas, sobre todo negocios. No habíamos hablado más de 5 minutos cuando su idea inicial de hacerlo para él se quedó pequeña. Sí, lo quería para estructurar mejor su cabeza, pero si conseguía tráfico y generar discusión con sus lectores sería aún mejor. No tanto por el tráfico, claro, sólo por la discusión.

Pero piensa -le comenté-, que no todo el que pase por tu sitio se dedicará a dejar comentarios. Ya -respondió-, igual sí que quiero tráfico.

Un blog tiene muchos beneficios internos, pero siempre gusta saber que lo que hacemos lo ve alguien. Un blog de empresa puede ofrecer menos beneficios internos, pero también busca audiencia. Al final, todos los blogs buscan visibilidad, si no, escribirías un diario. El problema es que cuando mucha gente quiere lo mismo, conseguirlo se vuelve difícil.

Cuando empecé mi blog lo hice con la idea de tocar temas de estilo de vida, negocios e inversión. Pasados los meses, llegó poco a poco el tráfico y la conversación con los lectores. Estos intercambios con los lectores son muy útiles para conocer qué percepción tienen de ti los que te leen. Uno de ellos resaltó que mi blog era como el blog de Vivir al Máximo.

Esto podría tomarse como algo bueno, pues ese es un gran blog. Sin embargo, no es bueno.

Crearte una categoría

Nuestro cerebro es cuidadoso con la información que almacena. Cada nuevo dato ocupa sitio y gasta energía, él se encarga de hacernos la vida más sencilla simplificando. ¿Qué significa esto? Pues en definitiva, que cuando la gente piense en un blog de estilo de vida y negocios, no pensará en el mío, sino en el otro con el que me comparan pues lleva más tiempo y es el primero en la categoría.

¿Quién fue el segundo hombre en pisar la luna? Pues eso. Nadie se acuerda del segundo.

Esto no quiere decir que no puedas buscarle sitio a tu blog en un sector en el que el tema que te interesa está cogido. Puedes hacerte hueco, pero hay que tener una estrategia.

No debes intentar emular al que ahora domina la categoría. Tienes que posicionarte en el extremo opuesto en el modo de enfocar el tema. Por ejemplo, pongamos que quieres hacer un blog de marketing digital. Echas un vistazo a la competencia y descubres tristemente que hay blogs que dominan cada uno de los temas que engloba el marketing digital. Esto no es malo, que haya un líder es bueno pues puede ayudarte a definir el tono de tu blog.

¿Cómo debería ser tu blog para ganar audiencia en ese mercado copado? Debería ser exactamente opuesto a lo que hace el líder. Si el líder escribe sobre teorías y técnicas que pueden mejorar tu marketing, tú puedes escribir sobre ejemplos de marketing y derivar teorías de los mismos. Ofrecer el caso inverso. Si el líder no usa vídeo, tú deberías usar vídeo. Si usa infografías, tú debes usar guías. Si es amable y cuidadoso con las palabras, tú puedes ser agresivo y cortante.

Haciendo esto crearás tu propia categoría y no serás el segundo.

¿Cómo elegir la personalidad de tu blog?

Otra cosa que hace nuestro cerebro es hacernos pensar que nuestro trabajo tiene más valor que lo que hace el resto. Curiosamente, el 92% de la gente también cree que es más objetiva que la mayoría.

Teniendo esto en cuenta, debes ser consciente que lo que tú escribes puede no ser mejor que lo que escriben los demás. Y no sólo eso, sino que muchas veces, no importa tanto la calidad como la percepción de lo que haces.

Si quieres hacerte hueco en un mercado, casi en cualquier mercado pues está prácticamente todo copado, tienes que saber que no puedes intentar ser el mejor. Es bueno que te esfuerces en mejorar, pero no que éste sea tu objetivo. Tu meta es que la audiencia que buscas te perciba como una persona o empresa con una voz original y centrada en ofrecer un tipo de contenido que no se encuentra en otro sitio. Puede que algunos temas que toques sean similares, pero la forma de presentarlo y contarlo es diferente.

El mundo es enorme. Cuando Pepsi fue a por Coca-Cola, ésta tenía todo el mercado. ¿Cómo plantarle cara? No les fue bien intentando ser una alternativa a Coca-Cola. Tuvieron éxito cuando decidieron ser el refresco de cola de los jóvenes y cambiaron su mensaje para llegar a este sector. Lo que no es tan obvio es que su audiencia pasó no solo a ser los jóvenes, sino también otras personas más mayores que se veían jóvenes. Entonces Pepsi sí hizo daño a Coca-Cola.

Desde fuera puede parecer que una estrategia enfocada en quedarse con un pequeño trozo del pastel es algo pobre. No es así. Ofrece algo distinto que apele a unos pocos y descubrirás que esos pocos atraerán la atención de muchos.

Imagen de encabezado tomada de Shutterstock.com

Autor:

Alberto MeraAlberto Mera es blogger, youtuber y emprendedor. El creador del blog Ventureros.com

Redes Sociales
No votes yet.
Please wait...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.